martes, 29 de mayo de 2012

TARTA RUFFLE VERANIEGA PARA LA ALEGRÍA DE MI VIDA




La entrada de hoy es muy especial. Va dedicada a la persona que diariamente me hace sonreir, luchar, soñar y disfrutar de la vida. Dicen que los polos opuestos se atraen, y en nuestro caso es totalmente cierto!! Somos muy distintos y eso hace que nos complementemos tan bien. Yo le empujo y el me frena. Yo le hago soñar, y el me hace bajar de las nubes. Yo le he enseñado a ser un poco más responsable, y el me ha enseñado a no preocuparme tanto por todo. El se ha vuelto más cariñoso y detallista, y yo he dejado mis inseguridades a un lado con él. En definitiva, Javi es mi amigo, mi compañero de piso, con quien más me rio y con quien lloro lo que necesito, mi compañero de aventuras, mi marido y el amor de mi vida. Sé que la vida da muchas vueltas, pero también sé que esas vueltas las daré a su lado.
Toda esta andadura de la repostería empezó con su tarta de cumpleaños del año pasado. En ese momento estaba sacándose el título de submarinismo, él adora la playa, el verano, el sol... y le hice una tarta simulando una playa, con tiburones y conchas de chuches jeje. Y siguiendo la misma temática, y porque es un solete de marido, este año he querido hacerle una tarta divertida, llamativa y veraniega.





Tenía muchas ganas de probar la técnica de ruffle en fondant y como me dio via libre para decorarla como quisiera (solo quería una tarta azul, si es que con poco se conforma) pues ha sido la excusa perfecta. 

Pensé que sería más rápida de hacer, pero los volantitos son bastante entretenidos... y qué deciros de los colores... me quedaron las manos azules!!! Pero valió la pena porque quedó bastante decente. Fue totalmente sorpresa,no dejé que entrara en la cocina en todo el proceso. Tenía miedo que me quedara demasiado finolis y encima el tío me iba diciendo que si no le gustaba me tiraba la tarta a la cabeza y ya está jajaja. Por suerte le encantó!!!!




En cuanto al interior lo tenía claro, quería una tarta afrutada.
Desde hacía un tiempo tenía una cajita de frutos del bosque en el congelador que pedía a gritos ser utilizados. Así que, después de mirar y remirar varios de mis libros y no encontrar ninguna receta que me convenciera...me la saqué de la manga!!!! Y vamos, el resultado ha sido impresionante!! Un bizcocho esponjoso y suave, con el toque afrutado que buscaba. El relleno era un swiss merengue buttercream con fruta también.


Os pongo la receta del bizcocho:

BIZCOCHO DE FRUTOS DEL BOSQUE
Ingredientes: (2 moldes bajos de 20cm)
-200gr. mantequilla a temperatura ambiente
-200gr. de azúcar
-4 huevos L a temperatura ambiente
-200gr de leche entera
-270gr. de harina con levadura (self-rising flour)
-230gr. frutos del bosque frescos o congelados (descongelarlos previamente en la nevera o a temperatura ambiente)

Batimos la mantequilla con el azúcar hasta que esté cremosa, unos 3 minutos.
A continuación añadimos los huevos, de uno en uno, batiendo bien cada vez para que se integren.
En un cuenco ponemos los frutos del bosque y le agregamos una cucharada de la harina y rebozamos bien los frutos, esto evitará que con su peso se vayan todos hacia abajo.
Tamizamos la harina y vamos agregando a velocidad baja la harina y la leche, alternando cada vez y empezando por la harina.
Agregamos los frutos del bosque y incorporamos con cuidado con una espátula.
Dividimos la masa en dos moldes bajos de 20cm previamente enharinados y con un papel de horno en la base del molde ( si no tenéis los moldes bajos podéis hornearlo en uno alto y dejándolo más tiempo en el horno)
Horneamos a 180º unos 25 min (más tiempo si es en un solo molde)
Sacamos del horno y dejamos enfriar unos 10 minutos antes de desmoldar y pasarlos a una rejilla.
Dejar enfriar completamente antes de rellenar.

Con los frutos del bosque les agregué una cucharada de azúcar para que soltaran todo el jugo. Los colé bien y el líquido resultante lo usé para bañar el bizcocho.
Para el relleno hice el clásico Swiss merengue buttercream y le añadí los frutos del bosque.

No tiene mala pinta verdad??



Aquí tenéis la foto del corte, estaba tremendamente rico!!



Y aquí tenéis al cumpleañero orgulloso con su tarta, a que no parece que cumpla 30??? jiji, si es que los dos aparentamos menos, al menos eso dicen  :)


Y aquí yo, toda orgullosa de él y de la tarta  :)



Tengo que ser sincera, cada vez me gusta menos hacer tartas con fondant. Sí, lo sé, quedan súper llamativas y puedes hacer cosas que con una manga pastelera no podrías hacer nunca... Pero ver como todo ese trabajo, todo ese fondant que encarece las tartas tanto se va directo a la basura... me duele en el alma!!!!
Pero bueno, ya se sabe que todo no puede ser!!! Así que esta vez me quedo con la cara de sorpresa de Javi y lo rica que estaba la tarta por dentro.


Prontito va a ser mi cumpleblog y ya estoy pensando en un pequeño sorteo para celebrarlo y así agradeceros a todos de alguna manera que hayáis estado ahí durante todo este año.

Un besito dulce y gracias gracias gracias por hacerme sonreir con vuestros mensajes.

lunes, 14 de mayo de 2012

TARTA PRIMAVERAL PARA UNA MAMI



Silvia y Jordi son la pareja que lleva adelante el restaurante donde me casé. Podrían haber sido simplemente dos personas más que aparecen en tu vida, estan unos meses y desaparecen. Pero no fue así. Tuvimos muy buen feeling, y seguimos el contacto. Desde que empecé con las tartas y las galletas, han confiado en mí para varias ocasiones con galletas y tartas. Celebramos con ellos nuestro primer año de casados. En fin, que aunque no les vemos muy amenudo son buenos amigos.





Y claro, cuando Silvia me llamó para pedirme una tarta para regalársela a su madre... cómo iba a negarme!!! Le había gustado la tarta primaveral que hice en enero, así que esta vez he hecho otra versión un poco más dulce en cuanto a colores y detalles. La ocasión merecía una tarta bien bonita!





Esta vez he optado por los tonos pastel, muy "mirisugar" como ya sabéis jeje. Las flores más grandes están hechas de pasta de goma, para darles más realismo (os he dicho que estoy obsesionada con las rosas?? no puedo parar de hacerlas!!!) 
El resto de florecitas varias están hechas con fondant, así como el lacito, mariposas y abejita.






 Las mariposas y la flor "anémona fantasía" llevan purpurina comestible, quedan tan monas y dulces!!




 Para no sacarle armonía a la tarta con el número, lo he formado con florecitas como hice en la tarta de elefantita.


Estas dos últimas fotos las he hecho en El Paratge.
Esta primera es muy especial.... hace un año y medio subía temblorosa por ese camino que véis, donde a pocos metros, dentro de la ermita, me esperaba ansioso mi marido para casarse conmigo! Jordi me arregló el laaaargo velo y me dijo... fuera nervios!!! Adelante!!!!


Y aquí es donde ha colocado la tarta Silvia, en el centro de la entrada para que todo el que viniera hoy al restaurante la viera. En el fondo podéis ver la galleta que le hice. No hay mejor recompensa que ver que muestran orgullosos tu trabajo.
La tarta es de bizcocho de chocolate al aroma de fresitas del bosque relleno de mermelada de fresa y cubierto de ganache de chocolate negro. Ya me han dicho que la tarta le ha encantado, hasta la ha puesto en una vitrina!!! jajaja mañana ya la deborarán!! Felicidades Eva!!!!!



Pues hasta aquí la entrada de hoy! Vuelvo a daros las gracias por tanto cariño que recibo con vuestros mensajes e emails. Me animáis muchísimo a seguir haciendo cositas dulces, aun estando a dietaaaaa!! jaja
Un besito a cada un@ de vosotr@s! 



lunes, 7 de mayo de 2012

MI PRIMER RUFFLE CAKE PARA EL DÍA DE LA MADRE




La entrada de hoy va dedicada a mi madre. Hoy cuando la he llamado le he dicho que no sé si será la mejor madre del mundo pero para mi es la única y siempre lo será, porque madre no hay más que una. Puedes enfadarte, reir o llorar por ella, pero sabes que es tu madre y que siempre está ahí. La vida da muchas vueltas, y las relaciones entre las personas cambian, pero lo que no cambia es el amor que sientes por una madre. Ahora he empezado a formar mi propia vida, he formado una nueva familia con mi marido, tengo mi casa, mi trabajo... pero mi madre siempre seguirá siendo igual de importante en mi vida. Desde aquí decirle que la quiero muchísimo y que me alegra que le haya gustado la tarta.


Me apetecía hacerle una tarta femenina ya que la ocasión lo merecía. Pero como en mi familia ya os he contado alguna vez que el fondant no les va mucho, he decidido hacer un Ruffle Cake. Por ser el primero estoy bastante satisfecha con el resultado aunque se me ha atascado un par de veces la boquilla por las semillas de la frambuesa. El próximo lo haré sin fruta para que quede más perfecto.







Y respecto al sabor de la tarta.... según lo que he podido ver y por lo que me han dicho (aún no me creo que no haya catado ni un mordisquito de nada..) estaba ESPECTACULAR. 
La base era la del bizcocho de chocolate que uso para mi tarta Sacher con mermelada de fresa, les vuelve locos en casa. Pero esta vez, para variar un poco les dije que haría alguna variación... Y le he hecho un mousse de frambuesa con el que se han chupado los dedos todos, jeje. 

Bizcocho de chocolate:

-Ingredientes:
200gr. chocolate negro (derretido y templado)
150gr. mantequilla a temp. ambiente
270 gr. azúcar moreno claro fino (light brown sugar)
50gr azúcar normal
4 huevos (separar yemas de claras)
320gr harina ( para la Sacher pongo 240gr de harina + 80gr almendra molida)
1 1/4 cucharadita de levadura
1 1/4 cucharadita de bicarbonato
pizca de sal
450ml leche temp. ambiente
1 cucharadita de pasta de vainilla o una cucharada de aroma de vainilla

Poner la mantequilla y los dos tipos de azúcar en un vol o en la Kitchen y batir hasta que esté cremoso.
Agregar las yemas y seguir batiendo hasta que se integren. 
Agregar el chocolate ya templado y la pasta de vainilla y batir hasta que esté bien integrado. Bajar los restos.
Tamizar la harina, almendra molida, levadura, bicarbonato y sal. 
Con la batidora a velocidad baja ir agregando los ingredientes secos alternando con la leche, dejando que se integre cada vez.
Montar las claras a punto de nieve y añadirlas a la masa mezclando con una espátula con movimientos envolventes para que no se baje.
Repartir la mezcla en tres moldes de 20cm, eso nos facilitará no tener que nivelar el bizcocho y no desperdiciar nada ya que salen las tres capas iguales.
Hornear durante 25-30 min a 180º
Dejar enfriar sobre una rejilla completamente. Yo normalmente lo hago la noche anterior y lo dejo reposar toda la noche, así está mas asentado y listo para decorar al día siguiente.

Mousse de frambuesa:

-Ingredientes: 
400ml. nata 35,1%
270gr queso philadelphia
4 cucharadas colmadas de azúcar glas
2 cucharadas de pasta de frambuesa*
*si no tenéis pasta de frambuesa podéis ponerle mermelada o hacer vosotros mismos la pasta con frambuesas naturales.

Poner la nata, el queso y el azúcar en el cuenco y batir con las varillas hasta que esté bien montado.
Agregar la pasta de frambuesa y batir hasta que se integre. 

Aquí tenéis el corte, tiene buena pinta, no??



La rosa, hojas, pétalos y letras están hechas de chocolate plástico. La próxima vez intentaré hacer un paso a paso y enseñaros cómo hacer la rosa. Me ha encantado el resultado, me han dicho que está riquísimo y se puede modelar genial con ello :)




En la decoración también le he puesto una pink layer cookie en forma de corazón aprovechando que eran  rosas como la tarta. Aquí las podéis ver mejor.




Pues nada, espero que os haya gustado la entrada de hoy. Siento no actualizar el blog tan a menudo pero entre el trabajo, la familia y eventos que mensualmente tenemos no doy para más!
Podéis seguirme en Facebook  donde ya casi somos 1300!! Qué ilusión!!! Os agradezco todos los mensajes que me dejáis, me encanta leerlos y a la vez poder ayudaros en lo que puedo. También agradecer los premios que me han concedido varios blogs, siempre es genial ver que se acuerdan de ti a la hora de conceder un premio!! Gracias gracias y mil gracias!

Un millón de besitos a tod@s!!!!!!